miércoles, 24 de septiembre de 2008

Gran estreno gran

El 23 de septiembre fue el primer encuentro del seminario. Paula Porta y Diego Díaz fueron los encargados de presentar la propuesta, las películas qué se proyectarán y contaron que esperaban que se convirtiera en un espacio de circulación y producción de conocimiento conjunto para problematizar en torno a las nuevas tecnologías, a cómo son narradas por el cine y a qué nos producen como comunicadores esas narraciones. Las películas como disparadores, como excusas para pensar los medios, los contextos y los sujetos en esos contextos.
Al momento de las presentaciones nos dimos cuenta de que todos teníamos trayectorias diferentes, nos encontramos con alumnos que recién se inician en la carrera, otros que ya están en proceso de realizar su tesis y algunos ya graduados; pero todos convocados por una misma inquietud: ver cine, pero desde otro lugar. Disfrutar del placer de una película; pero compartir también el espacio para (re)pensarla con otros. No sólo ver con otros, sino rever con otros.

Las remakes

Luego fue el turno del invitado especial, Federico Ambrosis, que presentó parte de su investigación sobre las remakes estadounidenses de películas de terror japonesas: “La llamada”, “The Grudge”, “Dark Water” entre otras. Federico también hizo un paneo por la historia del cine de terror desde los momentos en que se usaban novelas como Frankestein o Drácula para inspirar los guiones hasta las parodias al género como “Scream”, pasando en el camino por los niños paseídos de “El Exorcista” y “La Profecía” y los asesinos seriales sangrientos como “Freddy Krueger” o “Jason”.
Su presentación generó disparadores de reflexiones que serán retomadas a lo largo del seminario. Uno de los debates podría sintetizarse en una serie de preguntas que fue surgiendo: a qué público se destinan las distintas películas; cómo piensan al público las grandes distribuidoras que determinan qué se proyecta en las salas y qué no; qué motiva al público a ver determinadas películas, qué los moviliza; y también qué tipo de cine estamos acostumbrados a ver. En esto Federico estableció una diferencia bastante central entre las películas de Hollywood y las asiáticas. Las japonesas son más “lentas”, con ediciones no tan vertiginosas y, quizás, otro disfrute de los planos. Las hollywoodenses se caracterizan por la acción, por la vertiginosidad.
La película “The Blair Witch Proyect”, abrió otras puntas para el debate. ya que tiene algunas similitudes en la forma de construir lo representado con dos de las películas que vamos a ver durante el seminario: “Cloverfield” y “El diario de los muertos”. Las tres están filmadas con cámaras subjetivas, es decir se nota el dispositivo. La regla de que los actores no deben mirar a cámara para dar realismo se rompe y el realismo se busca generando otro tipo de contrato con el público, se intenta hacernos creer que eso realmente ocurrió y fue filmado por gente “como uno” que no tiene idea de cómo componer un plano.

Tres fragmentos

Al final del primer encuentro, se pasaron fragmentos de tres películas que sirven como primeros ejemplos de lo que buscamos discutir en el seminario. Podemos decir que el cine de terror es un modo de dar cuenta de los miedos en las diferentes épocas y contextos y, a la vez, atraparlos en una pantalla, conjurarlos. Entonces es interesante pensar cómo en esas narraciones de los miedos aparecen las nuevas tecnologías
El primer fragmento fue de “Llamada perdida” – una remake norteamericana de una de terror japonesa– estrenada en 2008 y dirigida por Eric Valette. Vimos la primera parte, cuando se establece el conflicto que desarrollará la trama: la amiga de la protagonista recibe una llamada del futuro que ella misma se hizo minutos antes de morir. La elección de este fragmento tuvo que ver con empezar a pensar las tecnologías en relación con el tiempo, con la conexión y esta otra mirada que aparece en el cine de terror que es las tecnologías como conductoras del mal.
El segundo fragmento fue de “1408”, estrenada en 2007 y dirigida por Mikael Hafström. En esta oportunidad vimos un fragmento que se encuentra casi al final de la película, el protagonista encerrado en esta habitación embrujada sólo puede contactarse con el exterior a través de su computadora. Él parece ya no existir para el mundo real, pero sigue conectado a él a través de Internet.
El último fragmento no correspondió a una película de terror, sino a una parodia del género: “Shaun of the death”, dirigida por Edgar Wright y estrenada en 2004. Lamentablemente no alcanzamos a ver todo el fragmento seleccionado, por lo que lo veremos el próximo martes antes de proyectar, en forma completa, “El diario de los muertos” de George Romero.


Continuará...

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola! Ayer no pude ir al seminario, puedo arrancar la semana que viene?
Muy buen blog!
Saludos,
Pablo

Anónimo dijo...

me parece una excelente iniciativa; una muy buena excusa para pensar el funcionamiento de los medios y la dinamica con las audiencias, en un soporte con tanta historia y pasión social como es el cine, y sobre todo, el cine de terror. A esto sí que no hay que tenerle miedo.

Fernando Martínez
UBA

Equipo Comunicación y Medios II dijo...

Hola Pablo, por supuesto, podés sumarte directamente el martes que viene.
Muchas gracias!
Te esperamos!

Anónimo dijo...

Me pareció interesante el primer encuentro, no sólo para debatir temáticas referidas al género cinematográfico a tratar, sino para poder explayarse en el arte del cine en sí mismo con miradas desde la propia facultad, la cátedra, así como aficionados al cine y expertos en el tema. Creo que el conjunto de todo lo anterior hace más rico el debate, y como se dijo en el primer encuentro, esto ayuda a armar el seminario entre todos.

Nos vemos.

Matías Coronel.

fede dijo...

Felicito por la iniciativa del blog, para seguir ampliando el debate. Ya que este martes se va a proyectar la última de George Romero, les dejo un link muy interesante sobre zombies, que es muy completo: www.terrorzombie.com

y personalmente les recomiendo estas:

- Homecoming, de Joe Dante
- Rec, de Jaume Balaguero
- El amanecer de los muertos,Zack Snyder (remake de una de Romero!)
- Planet Terror, de robert rodriguez

Saludos,

Fede

Anónimo dijo...

La verdad que no entiendo tanto por un genero menor que solo sirve para arrastrar a la gente al consumo de pochoclo acaramelado...

Manuel...

Anónimo dijo...

Para mi, el cine de terror es una de las tantas herramientas del poder económico para atemorizar a la gente y sumirla aun más en su mediocridad burguesa.

"Poder para el Pueblo"

Anónimo dijo...

A diferencia de "Poder para el pueblo" creo que el cine de terror sirve para decir cosas que no se pueden decir abiertamente, cosas a las que se les teme. El cine de terror como metáfora. Si no por qué en EEUU se hacen tantas películas de invasiones extraterrestres. Claro que están las patrióticas en las que todo se resuelve gracias a "la superioridad" del hombre americano; pero también están las otras... como las de Romero.
Claro que también hay muchos cliché de género. De todos modos la propuesta parece interesante porque justamente propone que seamos lectores críticos.
RCP

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con que el género de terror sea "menor". Y no quiero plantearlo como un problema de perspectiva. En todo caso habría que estudiar un poco más sobre los géneros, para comprender que no hay menores ni mayores, y poder estudiarlos sin prejuicios. En esa línea, por ejemplo, podríamos pensar cómo el género de terror nos propone un rastreo que trasciende el cine, atraviesa necesariamente la literatura, y nos remonta a los orígenes de la novela gótica. Así podríamos llegar, sólo por nombrar algunos autores, a Stevenson o Poe. ¿Cuánto han servido sus novelas par explicar y entender la sociedad de la que formaban parte?

Macarena dijo...

señor "poder para el pueblo", ¿entonces cual es su propuesta del cine que hay que ver, para que la gente no se sumerga aún más en su mediocridad? Creo que su discurso es el que está sumido en el facilismo, y la mediocridad, desde el principio al no firmarlo. Pero bueno, siempre habra una pelicula del Che guevara que lo entretenga (ahh y ojo que Walter Salles, ademas de filmar a nuestro revolucionario, tambien hizo peliculas de genero terror!)

Mateo dijo...

Macarena, el problema que tiene "poder para el publo", su miedo a caer en esa mediocridad burguesa, hizo que se convierta en un ser alienado con un discurso agotado, sin propuestas y vacio. El terror como genero hace más criticas que cualquier pelicula de denuncia.

Anónimo dijo...

Hola, en septiembre no pude ir. En el 2009 se repetira? En ese caso estaria interesada. Personalmente 1408 me parecio una muy buena pelicula. Me pafrece bien que no hayan incluido peliculas al tipo de Saw.
Saludos